Entradas

Redhole

Redhole

El tiempo pasó a través del anillo. Allí, frente la estrella negra, donde habita el gigante, se detuvo.  El gigante me arrastró hacia él, hacia donde el tiempo me vio pasar. Me estiró, me deformó, me masticó – como Saturno a su hijo  Mientras me devoraba y se devoraba a sí mismo, arrancó el viento...

read more
Un elefante de piedra

Un elefante de piedra

Era ancha y larga, casi redonda sólida en su negrura cabía toda en mis ojos de niña un chichón de mi tierra esculpido por el agua y el sol planeta inalcanzable se reflejaba en el lago nunca llegué a tocarla

read more
Vivir para siempre

Vivir para siempre

vivir para siempre para ser eternamente irrelevante eternamente intrascendente soledad estridente imprimir en la nada hablar con el eco la muerte en vida

read more
Tiempos análogos

Tiempos análogos

El Señor de las moscas le hablaba a Simón cuando mi vientre comenzó a doler. Son siempre ellos, mis intestinos, quienes me gritan, me jalan, me ordenan, como Jack a sus cazadores. Desde muy joven me acostumbré a esos dolores inexplicables. El diagnóstico más común era el síndrome del intestino...

read more
Alfiler

Alfiler

Como todos los días, me levanto sentada en la cabeza de un alfiler Nunca miro para abajo, evito el vértigo Conozco el abismo, he caído en él Un pequeño viento, un error o un empujón me tumba y caigo al abismo ¿Qué sujeta la punta del alfiler? Debe haber un largo camino entre la cabeza y la punta...

read more
Micrografías de Araguaney

Micrografías de Araguaney

Me emociona compartir la primera antología de ciencia ficción donde colaboro. Agradezco a la editorial FUNDAJAU la invitación a participar, me honra inmensamente y me causa mucha alegría. Admiro el tesón y el cariño que la gente de la editorial FUNDAJAU le pone a sus libros y más en ese lugar,...

read more

Trauma

Desde ese día tengo cuidado, más cuidado Todo amenaza La esquina, la gaveta me miran El suelo se hunde, la puerta se marcha Luego vuelven para atacarme El vaso se rompe, los vidrios vuelan hasta mí Escucho el eco Seco Sucio Roto Rojo No pude hacer nada No entiendo nada No tengo rostro Muchas...

read more

Vacío

Cae la noche, la luna amaneceÉl ya está allí, lejano en su sueño, detrás del cristalHace tiempo dejó de acercarse Sigo atrapada en lo poco, en la nadaQueriendo seguir, nunca por miLos otros me arrastranQuiero que me arrastren. Él me ha amado tantoUn amor improbable, descreídoQué tengo yo para él,...

read more
Audición

Audición

Para colmo el tren está retrasado. Me toca zancada olímpica hasta la muralla de turistas rodando sus maletas; muy alegres los condenados. Usaría el bajo de mandarria si no fuera tan pobre y no lo necesitara para la audición. Y esa escalera tan angosta, ¿a quién se le ocurre? ¿Qué tal la excusa de...

read more

En Guerra

Gustavo Arce estaba en la cocina cuando cayó la primera bomba. El estruendo dio paso al silencio. En el pueblo ya se habían enterado por la radio del avance de las tropas. Para Gustavo Arce, la guerra era algo que ocurría en los campos de batalla o ciudades importantes. Según su teoría, que...

read more
Neblina

Neblina

Evelyn poco a poco recobra la lucidez mientras sale de la anestesia. Mira el lugar donde está sin poder mover la cabeza, intentando reconocer. Entre imágenes, olores y sonidos típicos de hospital recuerda que entró a un quirófano; que entró entera pero que, a esta altura, debe tener una herida...

read more

M. T.

No hay nada racional en sentirse humillado, pura bioquímica. Claro, L. P. va a decir que lo racional tiene que ver con la bioquímica. En cualquier caso, no soy yo quien debería afligirse. Lo de J. A. es vergonzoso. Me ofende y es reiterativo ¿por qué lo dejo? Siempre pensé que al llegar a mis...

read more

Fiebre

Hoy es domingo de elecciones y les digo desde ahora: no voy a votar.  Una fiebre me tiene postrada. Me encierro en mi cuarto y me acuesto con la cabeza al pie de la cama para poder ver por el ventanal. Tiemblo, sudo frío, doy vueltas. No sé dónde hay un termómetro, ¿treinta y nueve ?,...

read more

Aerosol

Cuando me encuentren, no le serviré a nadie. Mi cadáver hablará otra lengua. Mis cenizas serán extranjeras. No hará falta que finjan que me entienden. Me escaparé en la carbonilla al cielo, de verdad, a flotar como un aerosol.

read more

Dicen que voy a morir

Namagiri me ha vuelto a hablar en sueños. Sobre el tablero rojo, inalcanzable en la vigilia, demostramos juntos el último teorema. Su voz me ha demandado confinamiento —atado con el cordón de los números, las sumas, las sucesiones y el misterio de lo incontable. Sería elemental señalarme de...

read more

Cicatrices

El apocalipsis me dejó una cicatriz. Es una sonrisa en mi vientre. Me mira y se ríe de mí. Yo la miro. Me da lástima la pobre, tan arrogante. Ella es una más. Tiene veinte centímetros, no me lo dijeron, yo los medí. El cirujano piensa que es hermosa; claro, es su creación. Pronto volverás a ser la...

read more

Sobre el autor

Isaac Poco antes del alba, sentado en un sofá de gamuza verde gastada, Isaac da instrucciones a su ordenador personal: «Gina, sal del sistema matriz, por favor». Se levanta y camina nervioso de un lado a otro, mientras reflexiona sobre el fallo en sus cálculos. Había fracasado una vez más en...

read more

Mañana

Dicen que mañana será otro día. Dicen, además, un día mejor. La verdad no sabemos qué vendrá mañana y mucho menos tenemos un hint de si será mejor o peor o en realidad el último. Aunque el último sí es una certeza. El tiempo pasa no para curar sino para matar. El tiempo solo sabe de cobrar y las...

read more

Mantra

Sospechaba que aquel viaje sería el último en el Corolla de José. Él quería respuestas. No las que yo le podía dar. Mientras manejaba, José veía al infinito, por encima de la carretera. Luego, fingía ver por el retrovisor. En realidad, nunca dejó de mirarme. Habíamos sufrido tanto, nos habíamos...

read more

Armonía

En la primera clase, la profesora Ludeña se sentó a mi derecha en el banco del piano. Me miró con serenidad y me pidió que tocara algo. Orgullosa de mi repertorio, toqué un vals de Chopin. Ella me dejó finalizar. Después, en silencio, se inclinó sobre una mesa contigua, hurgó en una pila de hojas...

read more