Mañana

Dicen que mañana será otro día. Dicen, además, un día mejor. La verdad no sabemos qué vendrá mañana y mucho menos tenemos un hint de si será mejor o peor o en realidad el último. Aunque el último sí es una certeza. El tiempo pasa no para curar sino para matar. El tiempo solo sabe de cobrar y las cobra todas, no deja ni una sola. Y aquí estoy, esperando a que venga a cobrarse. Lo espero, eso sí, con un sable en la mano. Lo voy a cortar, lo voy a herir hundiendo el puñal una y otra vez. Esa es mi imagen del futuro, para el que ya estoy lista.

Share your thoughts

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.